Normas y recomendaciones de vuelo

  • Equipo
    • De uso obligatorio:

    Casco adecuado para el vuelo en parapente (no utilizar cascos de montañismo u otros no adecuados).

    • De uso recomendado:

    Silla con protección dorsal.

    Paracaídas de emergencia (obligatorio en competición).

    Emisora de 2 m (obligatoria en competición).

    Botas con protección para el tobillo.

    Vestimenta y equipamiento adecuado: mono de vuelo y guantes.


  • Mantenimiento del parapente.

Es obligatorio seguir las normas de mantenimiento especificadas por el fabricante del parapente, especialmente en lo que respecta a la verificación de la longitud y resistencia del sustente.

  • Mantenimiento del paracaídas de emergencia.

Es recomendable el plegado del paracaídas de emergencia al menos una vez al año, en cualquier caso es obligatorio realizarlo en los plazos fijados por el fabricante.

  • Accesorios

De uso recomendado para vuelos de distancia o de montaña:

– Mapas de la zona a sobrevolar.

– Brújula.

– Alti-vario.

– Bengala de emergencia.

– Agua y alimentos.

– Baterías de repuesto para la emisoras

 

  •  Recomendaciones de vuelo.

Sobrevolar cualquier obstáculo (líneas eléctricas, casa, árboles…) a una altura mínima de

50 m

– No volar solo. En caso de partir a volar solo, advertir del vuelo al club o escuela de la zona, con el lugar de despegue y el recorrido a efectuar.

– No volar en el interior de nubes.

– No volar si una parte del territorio a sobrevolar está cubierto de nubes.

– No despegar si el viento supera el 75% de la velocidad máxima del parapente.

– No despegar si el viento se desvía más de 45º de la dirección de despegue.

– No volar fuera de los límites de carga alar recomendados por el fabricante.

– No volar en aerología turbulenta.

– No despegar con viento de cola.

– No sobrevolar zonas de despegue a menos de 50 m. si hay otras velas desplegadas.

  • Prohibiciones de vuelo

– Dentro del área de seguridad de aeropuertos, aeródromos, pasillos aéreos y zonas restringidas de vuelo.

– Si existe prohibición expresa de los propietarios del despegue, de aterrizaje o de las autoridades.

– Del orto al ocaso.

– Si la zona de aterrizaje está cubierta de niebla.

– En el interior de las nubes si se vuela con otras aeronaves próximas.

– Sobrevolar aglomeraciones de personas o poblaciones.

– El vuelo en biplaza con parapentes que no posean esa homologación.

– El remolque directo desde vehículos, barcos o sistemas de arrastre que carezcan de homologación.

  •  Nomas de tráfico de vuelo en parapente.

– Los cruces de dos parapentes en la misma dirección y sentido contrario, se efectuarán desviándose cada uno de los parapentes a su derecha.

– Si uno de los parapentes tuviera la ladera a su derecha tiene preferencia. El parapente que deja la ladera a su izquierda debe apartarse a su derecha con la suficiente antelación y dejarle paso.

– No adelantar a otro parapente por los lados a su misma altura y dentro de su área de maniobra.

– Entre dos parapentes volando a diferente altura, tiene preferencia el que vuela más bajo.

– Dentro de una térmica, marca el sentido de giro el piloto que hubiera comenzado a girar primero.

– Al incorporarse a una térmica se entrará a girar en el mismo sentido que los parapentes que ya hubiera en su interior, sin interferir en sus trayectorias. Si fuera necesario se esperará fuera de la térmica hasta que los parapentes que estaban girando ganen altura y luego se entrará en la térmica.

– En caso de trayectorias laterales convergentes, tiene preferencia la aeronave más lenta o de menos margen de maniobra. El orden de preferencia entre aeronaves es: globo, paracaídas, parapente, ala delta, paramotor, planeador, aviones a motor.

 

Comentarios

comentarios

Recent Posts

Leave a Comment